Porque el abismo arde dentro de mi
quema y abrasa mi interior,
exponiendo cada rincón y
habitación oscura a las llamas del dolor.

Dolor augmentando cada segundo.
Caigo más y más abajo
sin dejarme aferrar,
porque ya me he dado
a mí misma por perdida.

Ya no puedo extinguir
las llamas que me abrasan,
las cenizas se vuelven llamas de nuevo
y todo gira y gira sin parar.

Puede ser que te deje ver
alguna quemadura, solo la más leve,
solo la que menos interese
y no quieras intentar apagar el fuego.

Quizás a veces no siento el ardor de mi abismo
porque ya me acostumbré a él.
Pero aun asói no deja de recordarme que existe,
para ello quema lentamente
los bordes de sí mismo
para de vez en cuando echarse alli más gasolina
y sentir cómo se me abrasa todo por dentro
de golpe, esperando a que se pare mi corazón
convirtiéndose en brasas rápidamente.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s